Diputados ha dado un paso significativo en su compromiso con la seguridad y la salud de sus trabajadores al adquirir desfibriladores automáticos de última generación, representando un avance fundamental en la capacidad de la institución para actuar en situaciones de emergencia y salvar vidas en el ámbito laboral. Estos insumos cierran de forma simbólica la estrategia de capacitar a las y los agentes de la institución parlamentaria en el manejo de estos dispositivos producto de un convenio firmado entre Diputados y el Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME).

El acto fue encabezado por la presidenta de la Cámara, Cecilia Guerrero, quien estuvo acompañada por la vice Paola Fedeli, sus pares Claudia Palladino, Armando López Rodríguez, Cristina Gómez, Verónica Mercado, Mónica Zalazar, el secretario Administrativo, Patricio Aguirre, y el doctor Javier Bulacios.

En la oportunidad, Guerrero destacó la importancia de esta iniciativa y el esfuerzo colaborativo que hizo posible la adquisición de estos equipos. También explicó que la inversión en la adquisición de desfibriladores automáticos no solo se traduce en una mejora en las condiciones laborales sino también en la capacidad de Diputados para responder efectivamente a situaciones de emergencia.

“Para nosotros, la vida de cada trabajador legislativo es muy importante. Entonces, la inversión que se realizó para la adquisición de esta aparatología es una inversión que se paga con la satisfacción de saber que podemos estar en condiciones de auxiliar a otra persona y ayudarla para salvar su vida” destacó, para luego agradecer a los agentes por aceptar el desafío de capacitarse, ya que implica una gran responsabilidad saber que estarán preparados para actuar rápidamente y conforme a las pautas de emergencia.

Por su parte, Bulacios explicó las características de los desfibriladores automáticos, destacando su tecnología de punta en medicina. “Son aparatos totalmente automáticos que pueden ser operados por cualquier persona con nivel de instrucción básico”, comentó, para detallar que los desfibriladores constan de un sistema que censa el ritmo cardíaco proporcionando un diagnóstico preciso para determinar si es necesario aplicar una desfibrilación. Con esta inversión en tecnología médica y la capacitación adecuada, Diputados se convirtió en la primera dependencia pública en la provincia en contar con desfibriladores automáticos en su ámbito laboral y representa una medida más hacia un entorno laboral preparado para enfrentar situaciones críticas de salud.